• E-m@il:info@psicolari.com
  • Teléfono666 986 211
como-dejar-de-procrastinar
  • Psicolari

COMO DEJAR DE PROCRASTINAR: NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDES HACER HOY

Procrastinar significa dejar para después aquello que no nos apetece hacer ahora y seguro que leyendo esta definición te vienen a la mente un montón de cosas que tienes que hacer pero que aun no has decidido empezar. Estudiar inglés, apuntarte al gimnasio, terminar el trabajo pendiente…

El problema de procrastinar es que cada vez que posponemos empezar la tarea terminamos reprochándonos el no haberla hecho, puede ser que en un principio nos sentimos aliviados, pero inevitablemente poco después aparece la culpa “tenía que haberlo hecho” y esto nos afecta negativamente tanto a nuestra productividad como a nuestra autoestima, pues terminamos diciéndonos cosas como “soy un vago”.

Si te sientes identificado… ¡no te preocupes! A continuación te ofrecemos varios consejos para dejar ese hábito atrás.

¿Cómo puedo dejar de procrastinar?

Marcarnos objetivos que nos resultan costosos nos agobia y nos bloquea, por eso para empezar a romper esa dinámica es útil:

  • Ponte plazos. Dividir la tarea en otras más sencillas y plasmarlas en un cronograma, esto te ayudará a saber qué es lo que tienes que hacer en cada momento del día. De esta manera consigues alcanzar esos pequeños objetivos, aumentar tu motivación por ello, mejorar tu productividad y por ende la percepción que tienes de ti mismo.
  • Recompénsate. Piensa en que es lo que más placer te dará al finalizar el día y si has cumplido con tus tareas permítete ese momento. Otra forma de recompensarte es con palabras, cada vez que termines algo prémiate con “que bien lo he hecho”, “conseguido” y felicítate a ti mismo por haberlo logrado.
  • Regla de los 5 minutos. Oblígate a empezar la tarea durante al menos 5 minutos, si lo haces es muy probable que continúes hasta el final pues lo que más nos suele costar es empezar.
  • Presta atención a tus emociones. el sentimiento de culpa nos está indicando que no hemos actuado como quisiéramos. Ahora céntrate en tus emociones a largo plazo, en cómo te sentirás cuando termines la tarea, visualízate habiendo terminado ¿Cómo te sientes? Aprovecha ese impulso.
  • Cuida tu lenguaje. Cuando los objetivos que nos marcamos comienzan con “tengo que” “debo hacer” nos estamos generando una obligación, lo que nos lleva al rechazo. Si cambiamos estas expresiones por “hoy me gustaría hacer”, “voy a intentar” la exigencia y el rechazo desaparecen y nuestra predisposición a realizar la tarea aumenta.

Lo cierto es que todos procrastinamos en alguna ocasión, pero cuando actuar de esta manera se convierte en un hábito puede acarrearnos problemas. Sigue estos consejos y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Colaboramos con
sello de calidad
sello de calidad psicologia
Acreditación Web De Interés Psicológico
Acreditación Web De Interés Psicológico
Nuestros sellos de calidad
sello de calidad
sello de calidad psicologia
Acreditación Web De Interés Psicológico